Grupos de Base Cooperativos

el . Publicado en Recurso didáctico

Los grupos de base cooperativos son grupos de aprendizaje heterogéneos, a largo plazo con miembros estables a lo largo del curso o programa.

Se dan mutuamente el apoyo, ánimo y ayuda que necesitan para realizar las tareas de clase y progresar a nivel académico. Esto incluye el informar a los miembros ausentes de lo que se ha hecho en clase y la interacción informal en y entre clases y exigiéndose mutuamente la responsabilidad de tender hacia el progreso académico. Estos grupos también pueden cuidarse de tareas rutinarias tales como el control y recogida de deberes, establecer turnos, etc.

Además del apoyo académico y las tareas de rutina, los grupos de base también son responsables del apoyo personal. Han de conocer y escuchar de manera comprensiva cuando un miembro tiene problemas con otros alumnos, amigos, padres u otras clases. Pasan del apoyo académico a incluir el apoyo personal más rápido si el profesor deja tiempo suficiente o da la estructura adecuada para que los alumnos se conozcan personalmente. Es útil tener una tabla de datos personales de cada miembro (lugar de nacimiento, película favorita o libro...).

Cuanto más grande e impersonal sea la institución o clase, y cuanto más compleja sea el material, más importante es tener este tipo de grupos de base.

Ha de haber un orden del día para las reuniones de grupos de base para que el tiempo se use de manera efectiva y nunca parece haber tiempo para hacer todo lo que se quiere hacer.

Los miembros se pueden ayudar unos a otros en la preparación de exámenes, hablar sobre deberes, estudiar, corregirse mutuamente los trabajos y clarificando continuamente el contenido del curso y las tareas.

Se espera que todos los miembros contribuyan activamente al trabajo del grupo, desarrollen continuamente mejores relaciones de trabajo, se alegren del éxito de los demás (“¡es otro éxito para el grupo!”), expresen sus ideas honestamente, sin cambiar de opinión a no ser que sean convencidos con lógica (y siendo capaces de cambiar de opinión si la lógica está) y se responsabilicen por ellos y los demás miembros de que el curso se complete con éxito.

El típico grupo de base lo establecería el profesor después de una semana o dos de conocer la clase.

Una reunión típica de grupo de base incluiría:

1.Saludo y dos preguntas: “¿Cómo te va personalmente?” y “¿Cómo estás preparado para la clase hoy?” . Hacer que los alumnos controlen los deberes o alguna parte de los deberes aquí es una buena idea. 


2.Esto muchas veces lleva a discusión sobre lo que los miembros del grupo han leído o hecho para hacer la tarea desde la última vez que se encontraron. Muchas veces vienen a clase con recursos que quieren compartir o copias de trabajo que quieren repartir y explicar. 


3.Una tabla de grupo se podría llenar cada semana con información sobre los miembros. Empezar con preguntas relativamente poco amenazadoras como lugar favorito, viaje mejor, lugar de nacimiento, etc. Y ampliando hacia datos familiares, experiencia escolar y familiares preferidos cuando ya se conocen más. Los elementos de la tabla también pueden hacer referencia al curso, por ejemplo, “¿Cómo puntuarías tu interés en la materia del 1-10?”. 


4.Acontecimientos del momento en la escuela, pueblo o el mundo... también se pueden tratar brevemente. 


El objetivo del grupo es darse a cada uno apoyo lo quieran o no, acostumbrar a los alumnos a buscar ayuda en los demás y dar energía la principio de la clase. Ha de ser breve y si la clase es de 50 minutos no se reunirán cada vez. Es aconsejable al menos una vez a la semana. Si la clase es diaria, se podría empezar la clase del lunes con una reunión de grupo y la del viernes con otra.

Es posible que algunos grupos cuajen desde el principio y continúen juntos cuando ya la clase o curso han acabado. Otros grupos pueden tener problemas de relación desde el principio. Tal vez tengas que estructurar una reunión de grupos de base para consolidar la relación entre los miembros. Una manera de hacerlo es darles problemas hipotéticos (que no suelen ser tan hipotéticos) como, “¿qué hacer con el alumno que quiere dominar?”. Poniendo el problema y haciendo que el grupo hable sobre una serie de soluciones (Plan A, B, C) a menuda ayudo a tratar problemas antes de que surjan.

Perseverancia y paciencia son cualidades de un buen profesor que ha de tratar con grupos que no funcionan muy bien.

¿Quiénes somos?

Somos un grupo de docentes de Teresianas Ganduxer, en Barcelona, centro concertado que pertenece a la FET (Fundación Escuela Teresiana)

¿Qué queremos?

Nuestro objetivo es ofrecer recursos, ideas, documentos, contactos que permitan avanzar en el sinuoso pero ilusionante camino de la innovación en el aula.

Escríbenos!

Agradecemos cualquier sugerencia, crítica, idea, aportación, receta, invitación, ...